Noticias

Noticias sobre el sector inmobiliario

10 objetos útiles que debes tener en tu hogar en caso de apocalipsis

10 objetos útiles que debes tener en tu hogar en caso de apocalipsis

Ha llegado (¡por fin!) el momento de independizarte y la mudanza está a la vuelta de la esquina. Seguramente ya hayas comprobado que la casa cuenta con los aspectos más básicos: la cama, el sofá, la lavadora, la cocina… Sin embargo, es muy probable que haya pequeños detalles útiles en los que no hayas caído. Imagínate que, de repente, cortan la electricidad en tu barrio y debes estar horas a oscuras. O que te has quemado mientras cocinabas, y tienes que curar la herida lo antes posible. Un imprevisto, como su nombre indica, sucede cuando menos te lo esperas. Y, por eso, ¡es importante estar preparado!

Para ayudarte, hemos recopilado los objetos más útiles que no pueden faltar en tu hogar. ¡No te preocupes! Puedes conseguir la mayoría de ellos sin poner en peligro tu cartera (o incluso gratis). ¿Ya los tienes todos?

Botiquín de primeros auxilios

Un buen botiquín es imprescindible para afrontar accidentes domésticos sin perder tiempo. Debe estar guardado en un lugar accesible para todos los habitantes de la casa, pero fuera del alcance de los niños pequeños.

El botiquín perfecto ha de estar compuesto por guantes de látex, toallitas de alcohol, vendas hemostáticas, suero fisiológico, antiséptico (alcohol, agua oxigenada o mercromina), gasas, esparadrapo, pinzas, tiritas y tijeras. Seguro que en más de una ocasión te será útiles.

También es importante tener un pequeño dispensario con termómetro, analgésicos o antitérmicos (Paracetamol), antiinflamatorios (Ibuprofeno), una pomada para quemaduras y otra para picaduras de insectos (antihistamínicos). Si estás siguiendo un tratamiento farmacológico o eres propenso a padecer alguna enfermedad concreta, no olvides incluir los medicamentos necesarios.

Nota: acuérdate de revisar el botiquín periódicamente para comprobar que no haya ningún medicamento caducado.

Caja de herramientas

No todos los inquilinos tienen la suerte de contar con un casero “manitas”. Por eso, habrá ocasiones en las que tendrás que lidiar tú con los desperfectos del hogar. Pero, ¡no lo veas como algo negativo! Encargándote tú del mantenimiento puedes ahorrar bastante dinero, ya que no tendrás que depender de ningún servicio externo.

Las herramientas básicas más útiles que debe contener la caja son: destornillador (mejor si es de cabezas intercambiables), martillo, alicates, cutter, llave inglesa, cinta métrica, cinta aislante, clavos y tornillos.

Truco: comprar un buen set es más barato que hacerlo pieza por pieza. Puedes encontrarlos de varios precios y composición en función de tus necesidades.

Bombillas de repuesto

Conviene tener bombillas de repuesto en tu hogar para sustituirlas si alguna se estropea. Cada habitación requiere un tipo de iluminación y, por eso, debes saber cuál es la bombilla que necesitas para cada caso. Para ello, debes tener en cuenta dos aspectos: el casquillo, que es la parte que conecta con la lámpara; y la forma de la bombilla, que te permitirá conseguir diferentes efectos de iluminación.

Eso sí, no cometas el error de comprar bombillas incandescentes. No solo está obsoletas, sino que también consumen muchísimo más. Y esto se traduce a más dinero gastado. Decántate por las bombillas LED que, además, son más eficientes y duraderas. ¡Tu bolsillo lo agradecerá!

Linterna

Seguro que en más de una ocasión ha habido un apagón en tu barrio y han tardado horas en arreglarlo. Ante esta incertidumbre, una linterna (y pilas) puede ser tu mejor aliado. Existen en el mercado muchos modelos de linternas o baterías multifunción muy útiles para estas situaciones.

Otra opción es tener a mano velas y cerillas / mechero para encenderla hasta que vuelva la luz. Si no, siempre puedes descargar una app de linterna en tu smartphone… ¡y aprovechar la ocasión para una velada romántica o para contar una historia de miedo!

Garrafas de agua

Es probable que corten el agua en tu área si están haciendo reparaciones en el edificio. Por eso, nunca está de más disponer de garrafas de agua potable. Nunca sabes lo que puede pasar, y no querrás que en el momento menos oportuno te des cuenta de que te has quedado sin, ¿verdad?

Además del agua potable, es aconsejable guardar garrafas de agua corriente para posibles imprevistos. Por ejemplo, si están haciendo obras en tu calle o edificio, si se te estropee una cañería y tienes que cortar el agua, etc.

Comida deshidratada o en conserva

Imagina que te has ido de vacaciones y has dejado la nevera vacía. Seguramente, lo último que querrás hacer al llegar es ir al supermercado a comprarte la cena. La comida deshidratada o en conserva es conocida como “alimentos de emergencia” porque permiten almacenarlos durante meses e incluso años sin perder sus propiedades nutricionales.

Además de alimentos secos como legumbres, arroces o la leche en polvo, también puedes encontrar vegetales y frutas deshidratadas como higos, melocotones, albaricoques o ciruelas. En este artículo encontrarás 14 alimentos deshidratados que no deben faltar en tu despensa.

En cuanto a comida enlatada, hay un mundo de posibilidades. Desde melocotón en almíbar hasta sardinas, pasando por atún, espárragos o albóndigas. ¡Te sentirás tentado a comértelos aunque no haya ninguna urgencia! Recuerda ordenarlas en base a la fecha de caducidad poniendo al frente aquellas que se estropean antes para así tenerlo controlado.

Cubo de agua o barreño

Es uno de los objetos más útiles y que puede servirte para innumerables cosas. Por ejemplo, para evitar que tu suelo acabe empapado si hay goteras; para limpiar tu ropa a mano si se te estropea la lavadora; transportar objetos de un lugar a otro; fregar tu casa; para salvarte de un apuro si se ha estropeado la cisterna; o como papelera.

Y, si un día vienen muchos invitados y no tienes bebidas frías, ¡puedes llenarlo de agua con mucho hielo para enfriar los refrescos rápidamente!

Dos juegos de sábanas y toallas

Si no tienes secadora en casa, es recomendable disponer de un segundo juego de sábanas y toallas. Así podrás lavar uno sin miedo a quedarte sin nada. Si has puesto la lavadora por la mañana y confías en que ya estén listas por la tarde, es tu decisión. Pero recuerda: más vale prevenir que curar.

Enchufe de regleta

Algunos cables que conectan aparatos electrónicos con el enchufe pueden no ser suficientemente largos. Por eso, nunca está de más contar con un enchufe de regleta. No solo eso, también podrás conectar más de un aparato sin tener que preocuparte sobre cuándo enchufar cada uno.

Eso sí, si la instalación eléctrica de tu casa es antigua, no ocupes todo el enchufe a la vez ya que puede provocar una sobrecarga de energía afectando a la instalación. De la misma forma, evita conectar neveras o electrodomésticos de gran consumo. Este tipo de aparatos deben tener una toma de tierra para mayor seguridad.

Además, conectando sólo aquello que realmente necesitas también tendrá un impacto positivo en el medio ambiente… ¡y en tu economía!

Llaves de repuesto

Las llaves son imprescindibles en nuestra vida cotidiana y, sobre todo, en nuestra seguridad. Sobre todo para los que somos despistados, es fundamental contar con una copia. A nadie le gustaría quedarse en la calle por un despiste.

El temor a perder las llaves no debería ser el único motivo para tener una copia de repuesto. Por ejemplo, puede que con el tiempo éstas se acaben deteriorando y dejen de encajar correctamente en la cerradura.

Si tienes más de una llave de repuesto, puedes guardar una en tu casa, y pedir a algún familiar o vecino de confianza que guarde otra.

¿Y a ti? ¿Se te ocurren otros objetos útiles para el hogar? ¡Compártelo con nosotros los comentarios!

The post 10 objetos útiles que debes tener en tu hogar en caso de apocalipsis appeared first on Hunters.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *